lunes, 22 de agosto de 2011

TAREA # 1: Cartel de licitación


Concepto, contenido e importancia del cartel de licitación
en la adquisición de bienes y servicios públicos

El artículo 51 del Reglamento de la Ley de Contratación Administrativa establece el concepto de cartel, y lo define como “el reglamento específico de la contratación que se promueve y se entienden incorporadas a su clausulado todas las normas jurídicas y principios constitucionales aplicables al respectivo procedimiento”. Además dicho artículo, establece que en el cartel deberán contemplarse todas las especificaciones técnicas, y que a su vez estas deberán ser claras, concretas, objetivas y amplias en cuanto a la oportunidad de participar.

Carlos Serrano, en su libro: La gestión de compras de bienes y servicios en el Estado;   establece el siguiente concepto de cartel:

Constituye el cuerpo de especificaciones, condiciones y requisitos para participar en los concursos. Viene a ser el reglamento específico de cada negociación, por lo que debe ser claro, objetivo y amplio en cuanto a oportunidades para participar en los concursos. Para que el cartel cumpla su objetivo y la administración contratante pueda conseguir, en forma oportuna y efectiva, la participación del mayor número de oferentes, debe redactarse de manera clara y señalar en detalle las características o especificaciones técnicas y de calidad de los bienes o servicios requeridos, así como las normas que regulan el proceso de los concursos (Serrano; pág. 38).

En otras palabras el cartel constituye el medio a través del cual la Administración especifica la naturaleza, características y condiciones del bien o servicio que se licita, en respuesta a la necesidad demandada y justificada por la Administración. Además; en él se establecen los requisitos que deben cumplir los oferentes interesados para participar en dicho concurso, así como los derechos y deberes que le corresponderán al oferente en caso de convertirse en acreedor de la licitación en cuestión.

Una vez que la licitación ha sido adjudicada, el cartel pasa a tener rango de ley. Es decir se convierte en un instrumento que regulará el contrato generado entre las partes, las cuales deberán respetarlo y acatar sus disposiciones.

Es importante mencionar que la elaboración del cartel es un requisito indispensable en los casos donde la Administración proceda a contratar un bien o servicio a través de las modalidades de licitación pública o abreviada.

En cuanto a los requisitos de contenido; en el artículo 52 del Reglamento se establecen los siguientes:
·         Encabezado con la identificación de la Administración promovente, el tipo y número de concurso, y una breve descripción del objeto contractual.
·         Indicación de la oficina que tramita el procedimiento
·         Plazo para la presentación de ofertas; garantías de participación y número de copias de la oferta.
·         Indicación de las especies y timbres fiscales que deberá aportar el oferente.
·         Descripción de la naturaleza y cantidad de los bienes o servicios.
·         Sistema de valoración y comparación de ofertas.
·         Solicitud de muestras cuando sea pertinente.
·         Documentos que deberá aportar el oferente
·         Términos de pago.
·         Plazos de vigencia de la oferta y plazo de adjudicación.
·         Lugar y fecha de inicio y conclusión de la entrega de los bienes y servicios.

Para el autor Serrano,  son nueve los factores claves que deben ser considerados  en la gestión del cartel:
  1. Necesidad. Tiene que ser real y justificarse debidamente.
  2. Decisión de contratar. La toma el jerarca de la institución o programa
  3. Presupuesto. Debe estar aprobado y disponible para usarse.
  4. Calidad. Especificaciones técnicas claras (patrones y estándares)
  5. Cantidad. Debe responder a las necesidades reales
  6. Oportunidad. El trámite y la entrega en el tiempo requerido.
  7. Precio. Tiene que ser adecuado a las condiciones del mercado
  8. Proveedor. Garantizar la idoneidad de cada proveedor
  9. Comunicación. Tiene que ser clara, fluida y cristalina.

Además el cartel de licitación deberá cumplir con los principios de la contratación administrativa; estar a disposición de cualquier interesado, promover la igualdad de trato hacia los distintos oferentes, ser inclusivo y presentar un contenido claro y razonable del bien o servicio que se desea contratar. Lo anterior posibilita la participación de un mayor número de oferentes, y por ende, un mayor número de opciones a disposición de la Administración. De igual forma; especificaciones claras del bien o servicio demandado, contribuyen a una correcta elección del mismo.

Finalmente, el cartel de licitación constituye un importante instrumento para la Administración  Pública, por lo que de su correcta y oportuna elaboración dependerá la eficiencia y eficacia con la que se lleve a cabo la adquisición de bienes y servicios públicos.

El carácter de norma o reglamento que le es conferido al cartel una vez adjudicado, evidencia que su elaboración debe ser llevada a cabo con cautela y por profesionales en la materia.

Sin lugar a dudas, constituye una herramienta de defensa y de protección tanto para la Administración como para el adjudicatario, razón por la cual se debe señalar claramente las garantías concernientes a cada una de las partes. Así mismo, se deben establecer indicadores de desempeño que sirvan para medir los resultados esperados y compararlos con los resultados  que fueron realmente obtenidos, con el fin de garantizar que el objetivo que motivó el proceso de licitación fue cumplido a cabalidad.

En conclusión; la Administración debe garantizar la correcta utilización de los fondos públicos. Razón por la cual, la adquisición de bienes y servicios por parte del Estado, a través de una licitación deberá demostrar que los recursos son utilizados con eficiencia y eficacia, y la correcta elaboración del cartel se convierte en el procedimiento crucial para que una licitación, ya sea esta, pública o abreviada, sea exitosa de principio a fin.









Referencias Bibliográficas:

·         Barrientos, J. El contenido del cartel y la aplicación de los principios en materia de contratación administrativa. Tomado desde la Revista de Ciencias Administrativas y Financieras de la Seguridad Social. San José, Costa Rica.2003.

·         Ley de Contratación Administrativa y su Reglamento. San José, Costa Rica. EDITEC EDITORES 2010.

·         Serrano, C. La gestión de compra de bienes y servicios en el Estado. Un enfoque administrativo  para mejorar su dirección y efectividad. San José, Costa Rica. 2009.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada